Three European views to Catalan independence

La eurodiputada del grupo ALDE Teresa Giménez Barbat presentó hoy en Barcelona un evento orientado a mostrar “tres miradas europeas al proces”.

Francçois Musseau, corresponsal del diario francés Libération, se mostró crítico con algunas actitudes de consideraba de corte centralista, y que identificaba con “Madrid”, subrayando la “debilidad simbólica del estado español” y de todos los últimos gobiernos españoles para hacer frente al marketing independentista. También subrayó que los independentistas han ganado terreno dentro de una “sociedad de los sentimientos” donde la persecución de sueños colectivos, como manifiesta el propio concepto de “proces”, deja a la razón progresivamente atrás.

Paul Ingenday, corresponsal experto en la Unión Europea, autor de un exitoso libro, “Instrucciones de uso para España”, y que había destacado por sus críticas a los comentarios xenófobos de los líderes independentistas, reflexionó sobre la mirada centroeuropea del proces. Recordó que la imagen de la “Cataluña idealizada”, románticamente enfrentada a los restos del “franquismo” español, aún está muy presente entre sus compatriotas, y criticó la apropiación de la historia de los independentistas: “El relato de 1714 es mítico”.

Marlene Wind, politóloga de la universidad de Copenage, desgranó algunos detalles sobre su polémico debate con el ex president fugado de la justicia Puigdemont en una universidad que, en realidad, nunca le había invitado. Wind relacionó el separatismo catalán con el Brexit y los movimientos populistas de Hungría o Polonia, donde las “políticas de identidad” están suplantando a la “política de la razón” dentro de una preocupante “tribalización de Europa”. También se mostró crítica con la desmoralización del bando liberal en el debate político europeo, y llamó a una defensa más activa de los valores liberales al estilo del presidente Macron: “No existe algo así como una democracia iliberal”.